fbpx
Search
 

Blog

Cinco cosas que debes saber antes de hacerte un corte Bob

Sin duda es uno de los cortes de pelo de la temporada, pero puede que no te quede como esperabas si no tienes en cuenta estos consejos

Estamos en época de cambio de «look» y renovación de melena. Los cortes de pelo son típicos del arranque de la temporada otoñal por efecto directo de los estragos del verano en el cabello. Muchas son las que estos días recurrirán a revistas y guías de estilo en busca de algo de inspiración para un cambio de aspecto. Y, a juzgar por las tendencias actuales, muchas serán las que se decanten por un corte «bob» para sanear su melena y renovar su apariencia.

Si es tu caso, te recomendamos que tengas en cuenta todos los aspectos que implica un corte así, tanto en lo referente a mantenimiento diario, como visitas a la peluquería y estilos que puedan favorecerte más. En definitiva, no te limites a pedir un «bob» y encuentra con ayuda de tu estilista el corte que más te conviene.

 

1. Ten en cuenta la forma de tu cara

El que un corte de pelo sea tendencia no significa que quede bien a todo el mundo, aunque este es uno de los que mejor se adapta a todos los tipos de rostro. Tan solo debes escoger el tipo de corte «bob» que más favorece a tus facciones. Por ejemplo, si quieres enfatizar la línea de la mandíbula, puedes optar por un «bob» invertido, con la parte de delante más larga que la de atrás. O si quieres realzar los pómulos, mejor elegir un corte más cuadrado. En todo caso, consulta a tu estilista cuál es el tipo de «bob» que más te puede favorecer.

2. Piensa en la textura de tu cabello

Si eres de las que piensa que un corte de este estilo te ahorrará tiempo frente al espejo cada mañana, ten cuidado porque te puedes llevar una decepción. Ten en cuenta que la textura del cabello será determinante a la hora de decidir el corte de pelo: por ejemplo, el pelo fino tiende a funcionar mejor con capas más cortas, ya que se produce un efecto visible de engrosamiento; mientras que los cabellos gruesos funcionan mejor con cortes más largos que permitan controlar el volumen. Por otro lado, si tienes el cabello rizado, conviene enfatizar el «bob» en la parte trasera para evitar que al final el corte acabe demasiado redondeado y pierda su forma original.

En definitiva, solo si escoges el tipo de corte teniendo en cuenta este tipo de características en tu pelo, lograrás ahorrar tiempo y esfuerzo ante el espejo.

3. ¿Cuánto mantenimiento necesita?

Aunque el corte de pelo «bob» resulta cómodo en este sentido en términos generales, es importante realizar cortes regulares para mantener el estilo. Los «repasos» de la melena son especialmente importantes cuando hablamos de un «bob» asimétrico, invertido o con flequillo. Así, lo ideal sería acudir a la peluquería cada seis-ocho semanas para hacer el retoque, una inversión de tiempo y dinero que debes tener en cuenta a la hora de decantarte por este corte de pelo.

4. Hay diferentes tipos de «bob»

Antes de acudir a la peluquería a pedir un corte «bob» tómate tu tiempo para dar con el tipo de corte que más te puede favorecer. Si prefieres ponerte en manos del estilista para tomar la decisión, al menos te recomendamos llevar claras las opciones y saber cuáles son tus preferencias para no precipitarte y facilitar el entendimiento mutuo.

Entre los tipos de «bob» cabe resaltar:

– Recto: es el corte «bob» por excelencia en el que el largo de toda la cabeza se iguala y solo se recorta más la línea interior para generar volumen, consiguiendo que el corte se curve ligeramente hacia dentro.

Invertido: se rata de un corte cuyas secciones delanteras se alargan dibujando una inclinación respecto a la parte trasera. Así, es un corte que acompaña la línea de la mandíbula y aporta gran movimiento.

Asimétrico: en este caso, la diferencia de largura se produce entre las secciones delanteras y laterales, dejando que un lado quede más pronunciado en el corte.

«Bob» con capas: el corte clásico con capas para dar textura al cabello y ganar volumen y movimiento.

«Long bob»: otro de los cortes de pelo de la temporada, que se alarga por debajo de la barbilla y queda por encima de los hombros, con la inclinación característica del «bob». Es ideal para caras cuadradas o con forma de corazón porque alarga el rostro y suaviza la línea de la mandíbula. Además, la inclinación del corte permite aportar volumen.

Short «bob»: es la versión corta de este estilo, más parecido a un «carré» francés, al elevarse a la altura de la mandíbula (incluso por encima). Es perfecto para cabellos finos que busquen ganar volumen y textura.

5. Debes aprender a peinarlo

Antes de pasar por la tijera, valora con tu estilista los pros y contras del estilo escogido, para asegurarte de que podrás replicar lo mejor posible el peinado con el que saldrás de la peluquería. Ten en cuenta que todos los cortes «bob» requieren algún tipo de peinado (con productos, técnicas o herramientas de calor). Cerciórate de que eres capaz de hacer en casa lo que tu nuevo corte necesita y procura salir del salón con consejos de peinado útiles.

Fuente: https://sevilla.abc.es

HR Flamingo Store encuentra aquí los mejores productos para tu cabellos y cuidados de el Descartar

A %d blogueros les gusta esto: